Uñas encarnadas

Un problema muy común que tenemos hombres y mujeres son las uñas encarnadas, la misma que se presenta cuando uno de los bordes de la uña se entierra dentro de la piel de los dedos del pie. Lo peor es que este problema provoca dolor, inflación y enrojecimiento en el pie.

Uñas encarnadas

Entre las causas más comunes sobre este problema se presenta, son los siguientes:

  • Por utilizar zapatos bien apretados, demasiado anchos o mal ajustados,
  • Por ejercer presión en el dedo afectado, generalmente suele ser el dedo gordo
  • Cuando tenemos las uñas mal recortadas

Por otro lado, también algunas personas nacen con las uñas encorvadas o tienen la tendencia de crecer hacia abajo. Todo lo mencionado aumenta las posibilidades de tener las uñas encarnadas.

Después de saber sobre este problema y las posibles causas, a continuación vamos a mencionar algunos pasos que debemos hacer para evitar la encarnación de las uñas en la piel:

  • Mojar los pies con agua caliente al menos 4 veces al día o más y después de esto secamos bien el pie y también entre los dedos.
  • Masajear la zona afectada del pie o todos los dedos con aceites naturales.
  • Debajo de la uña coloquemos un pedacito de algodón para humedecer la zona afectada.
  • Una vez que notemos el cambio de color de la piel que esta alrededor de la uña procedemos a cortar la uña con un cortaúñas filoso y limpio.
  • Recorta la uña del dedo sin redondear las esquinas ni cortarlas demasiado, sino córtelas de forma recta.
  • Utilice sandalias para aliviar el pie.
  • Si el dolor del pie es demasiado puede comprar algunos medicamentos para aliviar el dolor del pie.

Si el problema se ve más serio de lo que parece, entonces será mejor acudir con un médico especialista en uñas encarnadas. De la misma manera si se padece diabetes y otras enfermedades que puedan proliferar una infección en el pie.